El compromiso del intelectual marxista Jean-Paul Sartre, contra la ideología dominante europea, supuestamente “Progresista”, burguesa y racista, en la lucha de la liberación de Argelia, es de valor histórico para el movimiento intelectual de la izquierda francesa.